La democracia

La democracia

La democracia es el mejor sistema de gobierno conocido hasta ahora. Desde la vocación de procurar una mayor y más efectiva participación de los ciudadanos en la toma de decisiones y proteger sus derechos esenciales en un plano de igualdad, puede matizarse y mejorarse el sistema democrático.

En esta línea pueden y deben reforzarse los mecanismos de democracia directa, y atemperar o suavizar el excesivo peso de los partidos políticos, esto es, evitar que la democracia tienda a una partitocracia alienante y motivadora de la desafectación ciudadana. Y también hay que buscar caminos, fórmulas de buen gobierno democrático y de cultura de servicio público que limiten ciertos caminos de perversión o distorsión en el desarrollo del sistema. Incluso aplicar mecanismos de auto corrección y ajuste con criterios presupuestarios estrictos y de aprobación plebiscitaria y periódica del pueblo.

El problema de la democracia actual no es el sistema en sí, sino los representantes, no en vano Aristóteles la consideraba condenada a corromperse hacia la demagogia, en sus primeras versiones el término alude a la necesidad moral de fomentar el pluralismo y el igual acceso de todos los ciudadanos a los poderes que ejercen las funciones publicas, no obstante la dimensión de las sociedades modernas hacen imposible una intervención directa de todos los ciudadanos en la toma de decisiones por lo que la canalización de esa demanda de participación con la que se vincula la idea de democracia, solo es posible a través del mecanismo de la representación y de la agregación de intereses en partidos políticos, nuevos tiempos….

 

 

 

banner pie blog

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>