LEY DE APOYO A LOS EMPRENDEDORES Y SU INTERNALIZACIÓN

LEY DE APOYO A LOS EMPRENDEDORES Y SU INTERNALIZACIÓN

Ceaje celebra su aprobación, aunque la considera “insuficiente” en materia de financiación.

  • Los jóvenes empresarios creen que la contratación laboral debe ir acompañada del restablecimiento del crédito para poder mantener el empleo.
  • “La Ley debería tener un concepto más amplio del emprendedor”, aseguran.

(Madrid, 27 de mayo de 2013)-. La Confederación Española de Jóvenes Empresarios (Ceaje) celebró este lunes la aprobación de la Ley de Apoyo a los Emprendedores y su Internacionalización, aunque aseguró que “se queda corta” en materia de financiación, “al no recoger ninguna medida novedosa en este capítulo”.

Esta es una de las principales conclusiones del análisis de la Ley que la presidenta de Ceaje, Pilar Andrade, y su secretario general, Ángel Gómez, hicieron en una rueda de prensa celebrada en la sede de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE).

Según los jóvenes empresarios, la dificultad de acceso al crédito es “el gran problema” de los emprendedores. A su juicio, la nueva norma “no apunta a la solución”, ya que recurre a mecanismos de financiación, como el Instituto de Crédito Oficial (ICO), los mercados alternativos o el pago a proveedores, “que no llegan donde deben y cuya mejora y dinamización no se especifica”.

Para Ceaje, “se deja así escapar la oportunidad de articular un mecanismo de financiación vía ICO, pero completado con sistemas de garantía pública que cubran parte del riesgo y aligeren los criterios de seguridad y aval que exige la banca comercial en la actualidad para tramitar las líneas de crédito”. 

A su juicio, “es especialmente criticable la inclusión de un plan de pago a proveedores, cuando sería mucho más efectivo recurrir a mecanismos punitivos para la Administración que no cumpla con sus obligaciones de pago en tiempo y forma y dé oportuno curso a los compromisos que la Ley de Morosidad establece”.

Por otra parte, los jóvenes empresarios consideran que la nueva Ley “debería tener un concepto más amplio del emprendedor y tener como objetivo la actividad productiva y empresarial”, como por ejemplo ser autónomo joven, empresario menor de 41 años o empresa de menos de 10 años.

Entre otras carencias, Andrade señaló a la reducción del Impuesto de Sociedades durante los dos primeros años. Según dijo, esta medida es “insuficiente”, puesto que ese tiempo es “escaso” para que una empresa pueda crecer y consolidarse.

Asimismo, criticó la limitación a seis meses de la rebaja de la cuota de autónomos a 50 euros para menores de 30 años y propuso su ampliación a 24 meses y su generalización para jóvenes empresarios de hasta 41 años. 

Contratación laboral

Con respecto a las medidas puestas en marcha para el fomento de la contratación laboral, los dos representantes de Ceaje aseguraron que el nuevo contrato de apoyo a los emprendedores “es una vía mucho más débil que premiar con beneficios fiscales directos y reducciones a las pymes y autónomos que contraten nuevos empleados y mantengan sus plantillas”.

A su juicio, “el tipo de contrato no será lo que incentive la generación de empleo, sino que esta cuestión debe responder al restablecimiento del crédito y a la capacidad de inversión empresarial”.

Medidas de apoyo fiscal

Por su parte, Ángel Gómez indicó que la medida de apoyo fiscal a través de la reducción de tipos impositivos para nuevas sociedades y autónomos durante dos períodos impositivos “debería ser más profunda y permitir el pago en función de los ingresos a partir de un mínimo, con carencia total durante los dos primeros años de desarrollo y sin límite de edad”. 

En este sentido, aseguró que esta medida podría ser “más profunda y firme” si aplicase criterios de progresividad y proporcionalidad de forma permanente, que permita equiparar a España con otros países europeos.

Fomento del espíritu emprendedor

En este sentido, la presidenta y el secretario general de Ceaje destacaron la creación de la figura del Emprendedor de Responsabilidad Limitada. Según dijeron, se trata de la limitación de la responsabilidad patrimonial del emprendedor para aquellos bienes inventariados y relacionados con su actividad, excluyendo bienes personales sensibles al respecto.

En cuanto a la internacionalización de los emprendedores, los jóvenes empresarios hicieron una valoración positiva, a pesar de la falta de concreción de la medida. Según explicaron, esta iniciativa debe ir sostenida por la existencia de un mercado interno dinámico y contar con instrumentos de crédito “que no estén encorsetados y acotados en cuanto a condiciones y requisitos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>